Novak Djokovic fue detenido nuevamente en Melbourne a las 9:35, horario local, del sábado. Sin embargo no se trata de una detención policial convencional, pues el tenista serbio acordó con las autoridades australianas que se entregaría para posteriormente declarar en el juicio rápido en el que debe comparecer.

Actualmente, Djokovic ha sido trasladado junto a su equipo legal para preparar la defensa de su caso y posteriormente será llevado a una estancia segura en la que esperará a ser llamado por e juez.

El juicio a Djokovic se celebrará en la Corte Federa Australiana, a las 10:15 (horario local) y se podrá seguir en directo por su canal de YouTube. Como resultado de mismo, el tenista podría ser automáticamente deportado y castigado con una pena de tres años sin poder entrar en el país.

[TEXTO EN ELABORACIÓN]